¿CUANDO COMPARTIMOS CON ÉL QUE PADECE NECESIDAD? – EFESIOS 4:28

INTRODUCCIÓN:

  1. ¿Cuándo hacemos lo que es bueno? (1) Cuando trabajamos. (2) Cuando compartimos.
  2. ¿Cuándo compartimos? (1) Cuando hay necesidad. (2) Cuando hay generosidad.
  3. ¿Qué es necesidad? (1) El diccionario de la lengua española define: Pobreza, carencia o falta de alimento o sin lo necesario. Como lo que es necesario para alguien, Ejemplo: El alimento es una necesidad de los seres vivos. La necesidad es la falta de una cosa, o escasees, penuria.
  4. El diccionario de W.E. VINE: (1) Como la necesidad de alguna cosa, Juan el bautista necesitaba ser bautizado por Jesús. Mat.3:14. Traducido en la R.V.R.  como “Necesito”. Lit. Tengo necesidad. (2) Como cristianos tenemos necesidad de orar. Lucas 18:1. Y hacer saber nuestras necesidades a Dios, aunque el ya las sabe. Mat. 6:8. (3) Jesús declaró la necesidad del médico para el enfermo y no para el sano. Mat.9:12.
  5. Así que la necesidad es cualquier cosa en la cual carecemos cómo seres humanos, tanto en lo físico como en la salud, Espiritual.

I. CUANDO TRABAJAMOS Y COMPARTIMOS.

  1. El trabajo es necesario no solo para compartir con él hermano que padece necesidad, sino  también nos ayuda para evitar la tentación o incitación de robar.
  2. Dios proporciona el trabajo con cuatro propósitos: (1) El propósito de ofrendar. I Cor.16:1-2. (2) Proveer para los nuestros. I Tim.5:8. (3) Proveer para las necesidades de los hermanos en la fe. Ef.4:28. (4) Para evitar la tentación al robo o al fraude. Ef.4:28.
  3. Amados hermanos Dios nos da todas las cosas. Hechos.17:25. Nos da la vida, aliento, y todas las cosas.
  4. El trabajo es una buena dádiva de Dios. Sant.1:17. Él nos prospera en esta vida y nos da  la ocasión el privilegio de dar a los santos necesitados.
  5. Recordemos lo que Lucas registra. Hechos.20:35. Que somos dichosos aquellos que damos de lo que recibimos.
  6. Dios nos prospera en esta vida presente y a través de esta nos da la ocasión y el privilegio y habilidad de ayudar Prov.3:26-27.
  7. Es triste observar entre la hermandad entre aquellos que profesan ser hijos del altísimo, al observar o darse cuenta de la necesidad de algún hermano en le digan anda vuelve  y mañana te daré cuando tienen consigo que darle
  8. No olvidemos que Dios nos bendice con un trabajo y nos prospera para que a través de esta prosperidad ayudemos a nuestros hermanos necesitados, lo que Dios hace con nosotros, hagamoslo también nosotros con los que padecen necesidad.
  9. Entre la hermandad cristiana debemos ser diligentes esmerados, dispuesto, ligeros en este asunto, como individuos. Gál.2:10. Si tenemos oportunidad de ayudar, si existe la posibilidad conforme a nuestra capacidad hagamos bien mayormente a los de la familia de la fe, por encima de todo en gran manera especialmente. I Tim.6:17-19. Hagamos bien, buenas obras que Dios a preparado para que andemos en ellas. Ef.2:10. Atesoremos buen fundamento para el porvenir, echemos mano de la vida eterna y seamos generosos, dadivosos con nuestros hermanos.
  10. No cerremos nuestro corazón, no seamos insensibles a las necesidades de los hermanos. I Juan.3:17. No seamos mezquinos Dios nos prospera con el trabajo para que hagamos lo bueno.

II. CUANDO HAY NECESIDAD Y GENEROSIDAD, LIBERALIDAD.

  1. Nuestro Padre celestial sabe nuestras necesidades. Mat.6:8. Y sabe dar buenas dádivas a sus hijos que le piden:
  1. Para esto utiliza medios y personas para sufragar estas necesidades de sus hijos.
  2. Observemos como Dios ayudo a los santos en el primer siglo, sigamos siempre el modelo, el molde Nuevo Testamentario siempre y cuando temamos a Dios, seremos reverentes fieles y respetuosos a su voluntad, seremos generosos ante la necesidad de nuestros hermanos.
  3. Una demostración voluntaria del amor de Dios es el sacrificio personal, hay  que amar no sólo de palabra sino de hecho y en verdad. I Juan.3:16-18. Los hermanos del primer siglo tenían bienes de este mundo y miraron la necesidad o supieron de la necesidad de sus hermanos, y no cerraron su corazón a ellos, mostraron el amor a Dios y a sus hermanos.
  4. Ellos se despojaron de sus bienes materiales, propiedades y posesiones y suplieron las necesidades esta es la palabra clave. Hehcos.2:45; 4:34-35. Estos hermanos practicaban  la generosidad ósea liberalidad voluntaria, estos hermanos estaban vendiendo sus propiedades y posesiones según la necesidad de los hermanos  necesitados. Hechos.4:34. A si que no había entre ellos ningún necesitado, hoy en dia cuando hermanos suplimos la necesidad de otros hermanos imitamos este ejemplo de los cristianos primitivos. Tomado (Comentario de Hechos de Wayne Partain).
  5. Los hermanos del primer siglo tenían en común todas las cosas, esta palabra común- En Griego “KOINOS”. Denota.
  6. Común perteneciente a varios dicho de cosas poseídas en común. Hechos.2:44,32, dicho de cosas poseídas en común, siempre y cuando tengamos un corazón y un alma, tendremos todas las cosas en común. Hechos.4:32. Tomado (Comentario de Hechos de Wayne Partain).
  1. Él Apóstol Pablo sufrió necesidades en su ministerio. Fil.2:25. Pero la iglesia en Filipo suplió para sus necesidades de Pablo una y otra vez. Fil.4:16. Cuando esta iglesia suplió estas necesidades de este predicador del evangelio esto era acepto agradable a Dios y era un fruto que abundo, a esta iglesia en su cuenta. Fil.4:17-18.
  2. Es triste observar que hoy en dia hay iglesias del Señor en el mundo que no desean agradar a Dios ni aumentar frutos en su cuenta celestial. Hay iglesias que miran como una carga estar sosteniendo a un predicador del evangelio, en vez de ser como una bendición, una felicidad, y dicha.
  3. Estamos viviendo tiempos como los tiempos de Jesús. Asi como los religiosos en el tiempo de Jesús eran indiferentes ante los necesitados, asi hay iglesias que son indiferentes ante las necesidades de algunos predicadores, quieren heredar vida eterna y no aman al Señor, por que no guardan sus mandamientos, amando a su prójimo, como ellos mismos no han aprendido la parábola del buen Samaritano. Lucas.10:33-37. Hermanos tenemos el ejemplo del Samaritano, ayudemos a los necesitados y a los hermanos predicadores fieles del Señor en sus necesidades y acerquémonos como el Samaritano y seamos movidos a misericordia, tengamos dolor de corazón y saquemos lo que tengamos como este hombre. Hagamos lo mismo con nuestros hermanos en la fe, tengamos amor a Dios y aprendamos a servir a los necesitados y asi haremos la obra del Señor.

CONCLUSIÓN:

  1. En el día del juicio compareceremos ante el tribunal de Cristo, recordemos que él escudriña la mente y el corazón. Apoc.2:23. Él anda en medio de las iglesias. Apoc.2:1. Y nos dará a cada uno según vuestras obras.
  2. Compartamos con el que padece necesidad. Ef.4:28.
  3. Recordemos que Dios nos bendice con nuestro trabajo para que compartamos cuando halla necesidad. Sant.1:17.
  4. Dios  nos ayude a que su palabra actúe en nosotros los creyentes. I Tes.2:13.