LA VIDA DE ORACION DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

LUCAS 6:12 «En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios.»
INTRODUCCIÓN:
A – Jesús es nuestro ejemplo de orar antes de eventos importantes de la vida
B – Toda decisión importante debe ser precedida por ferviente oración. Lucas nos dice que Jesús oraba frecuentemente

I – LA BIBLIA NOS ENSEÑA QUE LA VIDA DE JESUS ES UNA VIDA DE ORACION
A- EL ORÓ:
1- El oro muy temprano Marcos 1:35
2- El oro en su primera aparición pública Lucas 3:21
3- El oro antes decisiones importantes Lucas 6:12-13
4- El oro después del trabajo Marcos 6:46; Lucas 5:16
5- El oro en momentos especiales Lucas 9:28-29
6- El oro por sus discípulos que estaban en peligros Marcos 6:46-48
7- El oro antes de su sufrimiento Lucas 22:41-42
8- El oro por sus enemigos Lucas 23:34
9- Hermanos lo primero y lo último que sabemos del señor Jesús sobre su obra es que el oraba Lucas 3:21; 23:46

II- HERMANOS EL SEÑOR NOS HA DEJADO EJEMPLOS EN CUANTO LA ORACION
A – Es usted un hermano que ora desde temprano recuerde que el señor ama a los que le aman y desde temprano le buscan Proverbios 8:17
B – «Mas yo a ti he clamado, oh Jehová, Y de mañana mi oración se presentará delante de ti.» Salmos 88:13 Salmos 55:17 «Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré, Y él oirá mi voz.»
C – Hermanos somos hermanos que buscamos a Dios desde temprano para orar oh somos de los hermanos que no oramos.

D – Esdras atrajo a una multitud cuando oró públicamente, angustiado por la falta de dedicación de Israel a Dios (Esdras 10: 1) «Mientras oraba Esdras y hacía confesión, llorando y postrándose delante de la casa de Dios, se juntó a él una muy grande multitud de Israel, hombres, mujeres y niños; y lloraba el pueblo amargamente.» Hermanos seguimos el ejemplo de edras oramos públicamente ante los hermanos en la fe …. Salomón ora en la dedicación del templo, no encontramos una reacción negativa o desaprobación de parte de Dios debido a que su oración es pública (1 Reyes 8: 22–23).
E- Hermanos debemos confiar en el señor al tomar decisiones importantes Confía en el Señor de todo corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus sendas. Proverbios 3:5-6 Muéstrame tu misericordia por la mañana, porque en ti he puesto mi confianza. Muéstrame el camino que debo seguir, porque en tus manos he puesto mi vida. Salmos 143:8
F – Mis hermanos debemos poner en manos de Dios en todo lo que hagamos Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán. Proverbios 16:3 Que el favor del Señor nuestro Dios esté sobre nosotros. Confirma en nosotros la obra de nuestras manos; sí, confirma la obra de nuestras manos. Salmos 90:17
G – Cuantos de nosotros hermanos oramos en momentos de peligros y ponemos nuestra confianza en Dios Salmos 27:1. Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?
H – Hermano oremos unos por otros como lo hizo el señor y los hermanos del primer siglo Colosenses 4:12 «Os saluda Epafras, el cual es uno de vosotros, siervo de Cristo, siempre rogando encarecidamente por vosotros en sus oraciones, para que estéis firmes, perfectos y completos en todo lo que Dios quiere.» Santiago 5:14-16 «¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.»

Conclusión:

A –Amados hermanos recordemos Colosenses 4:2 Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias;
B – Podemos hermanos orar a Dios pero recordemos que recibiremos según su voluntad 1 Juan 3:22 y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él.
B- Debemos recordar que estamos sujetos a la voluntad de Dios I Juan 5:14 Y esta es la confianza que tenemos en él, que, si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. 15 Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *