Categorías

diciembre 8, 2022

CREI POR LO CUAL HABLE

"…Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos…" 2 Corintios 4:13

¿ES BIBLICO EL BAUSTISMO POR LOS MUERTOS?

¿A qué se refiere el
«Bautismo de los muertos» mencionado en
1 Corintios 15:29?

Por Hoswaldo Moreno Parrale

UN BAUSTISMO PRACTICADO POR LOS MORMONES

Los mormones reclaman que este versículo
apoya su punto de vista de que se debe bautizar
en nombre de los muertos. Toman un pasaje
bíblico fuera de contexto y de éste se saca un
pretexto para afirmar algo que ni el libro del
Mormon enseña ni tampoco la Biblia.
El Libro de Mormón se describe como escritura
que tiene «la plenitud del evangelio eterno»
(Doctrina y convenios 27:5), y según la iglesia
mormona el bautismo por los muertos es
doctrina central del evangelio de Jesucristo.
Pero es interesante, notar, que el Libro de
Mormón no contiene ni una referencia a este
rito, ni directa o indirecta.
¿En qué consiste el bautismo por los muertos
llevado a cabo por los mormones?
El candidato para ser bautizado va al templo
mormón, se viste apropiadamente para ser
bautizado, al candidato se le asigna un nombre
de alguna persona que haya muerto, de quién,
durante el proceso del bautismo, serán
representantes, y el mormón es bautizado en
agua en nombre de la persona fenecida. De
acuerdo a los reclamos mormones, la persona
muerta ahora ha cumplido con los requisitos
para la salvación en el más allá y puede disfrutar
los beneficios espirituales disponibles en el más
allá, o sea, en el mundo espiritual.
¿En qué consiste el bautismo por los muertos
Según el apóstol Pablo ?
¿Qué harán los que se bautizan por los
muertos, si en ninguna manera los muertos
resucitan? ¿Por qué, pues, se bautizan por los
muertos? — Notemos primero que Lacueva y
algunas versiones muy buenas (ASV., L.A.,
H.A., Mod., B.A., etc.) hacen de la primera
frase una pregunta de frase completa, con punto
de interrogación. Luego comienzan otra frase
completa con las palabras, “Si en ninguna … “ y

terminan la frase con la pregunta.
Otro detalle importante es que, aunque Pablo se
refería a los corintios en general, usando la
segunda persona (vosotros), ahora en este
versículo usa la tercera persona (ellos), diciendo
“los que se bautizan”. Esto indica que Pablo se
refiere a la inconsecuencia en particular de los
falsos maestros (ver. 22), al practicar el
bautismo y a la vez negar la resurrección a la
cual está conectada el bautismo (Rom. 6:4,5).
Hay muchas interpretaciones variadas que se
han dado a este versículo. Consideraremos tres
principales.
En primer lugar, el bautismo por poderes (el
acto de bautizarse para beneficiar a otra persona
y en lugar de ella), el que practica la Iglesia De
Jesucristo De Los Santos De Los Últimos
Días (los mormones), y que algunos
comentaristas católicos romanos defienden
como práctica de algunos en la antigüedad,
contradice todo lo que requiere Pablo habla de
“un bautismo” de Efes. 4:5. El bautismo del
evangelio de Cristo requiere que la persona oiga
el evangelio, que crea que Jesús es el Hijo de
Dios, que se arrepienta de todos sus pecados, y
que confiese con su boca esa fe en Cristo (Hech.
10:22; 16:30,31; 2:37; 8:37; Mar. 16:15,16).
Nada de esto es posible en el caso del bautismo
por poderes.
El bautismo por poderes:
1–contradice la verdad de Heb. 9:27 y de Luc.
16:26, de que después de la muerte, el destino
del muerto está sellado y que no hay nada de
segunda oportunidad.
2–contradice la verdad de que la esperanza de la
salvación eterna es cosa de esta vida, y no de
después de ella (Rom. 8:24,25; 1 Ped. 1:3).
3—contradice la verdad de que cada individuo
es responsable por su vida delante de Dios
(Jer. 31:30; Ezeq. 18:20,30-32; Mat. 16:27;
Rom. 2:6; Apoc. 20:12). Nadie puede
hacerse responsable por la vida de otro.

4—contradice la verdad de que cada uno es
Responsable por su propia obediencia al
Evangelio (Luc. 13:3; Jn. 8:24).
No hay referencia alguna en los escritos del
siglo primero a tal práctica. La hay en el siglo
dos, pero sin duda es una perversión de este
pasaje, 1 Cor. 15:29.
En cuanto a los mormones, se debe decir que el
Libro de Mormón no sabe nada acerca de tal
práctica. (Véanse Alma 34:32-35; Moroni 8:10;
3 Nefi 11:22-41.). Tal cosa fue introducida por
medio de una revelación registrada en Doctrinas
Y Convenios. En nuestro tiempo los mormones
han hecho notorio el bautismo por referencias.
Debe notarse que los mormones se
bautizan por –en lugar de– muertos mormones
que son sus familiares, y no por los paganos del
mundo en general (Doctrinas Y Convenios
128:14,15, “vuestros, nuestros, muertos”).
También es de preguntarse: ¿Puede otro creer
por mí? ¿arrepentirse por mí? ¿confesar fe en
Cristo por mí? ¿Puede otro negar la fe por mí?
¿Cómo es, pues, que otro pueda bautizarse por
mí?
Ahora, antes de considerar las
interpretaciones segunda y tercera, importa
considerar la preposición HUPER, que en este
versículo, en la frase “por los muertos”, se
traduce “por”. Tiene mucho que ver con la
interpretación correcta de este versículo.
Según el famoso lexicógrafo, Joseph Henry
Thayer, esta proposición puede ser traducida en
varias maneras (aunque básicamente significa
“sobre”). Entre ellas él menciona “en lugar de”
y da 1 Cor. 15:29, que a su juicio es ejemplo de
este uso de la preposición HUPER. También
menciona “concerniente, con respecto a”, y da 2
Cor. 12:8, pues cree que es ejemplo de este uso.
¿Cuál es el uso de Pablo de esta preposición en
este versículo 29? La respuesta entra en la
interpretación correcta de esta proposición.

B. Los corintios practicaban el bautismo bíblico
(1:13-16; 6:11; Hech. 18:8), inclusive los hermanos que negaban la resurrección de los
muertos. Dicho bautismo es una muerte, una
sepultura y una resurrección (Rom. 6:3-5).
Cuando la persona, pues, se bautiza, lo hace con
referencia a los muertos que han de ser
resucitados. (Ahora, si no hay resurrección,
¿para qué ser bautizados?).
En esta interpretación, que es la más
natural en cuanto a la palabra “bautizarse”, la
preposición HUPER significa con referencia a, a
causa de, o tocante a. Así se emplea en el ver.
3 (por); Rom. 9:27 (tocante a); Jn. 1:30 (de), en
la frase “de quien”. (Aunque HUPER puede
significar “en lugar de”, indicando sustitución,
no es tal el significado aquí). Los maestros
corintios, que negaban la resurrección, no eran
consecuentes al practicar el bautismo bíblico y
al mismo tiempo negar la resurrección. Este es
el punto de Pablo.
C. La tercera interpretación que notamos
es figurada, dando sentido metafórico a la
palabra “bautizarse”. La palabra se usa así en
las Escrituras (Mar. 10:38; Luc. 12:50,
inmersión en sufrimiento). Los ver. 30-32
inmediatamente hablan de sufrir por Cristo.
Según esta interpretación, Pablo dice que
“ellos” (ver. 29) se sumergen en sufrimiento por
Cristo, con referencia a los muertos en Cristo, y
yo también pienso así. (Nótese que el
pronombre “nosotros” en el texto griego ocupa
un lugar prominente para darle énfasis). La
conexión estrecha entre el sufrimiento de los
ver. 30-32 y el bautismo del ver. 29 sugiere que
dicho bautismo es metafórico. “Ellos” peligran
(se bautizan), y “nosotros” también peligramos.
Según esta interpretación, pregunta Pablo: ¿Para
qué sufrir tanto si no hay resurrección?
¿Usa Pablo la palabra “bautismo” y “peligramos” en el mismo sentido, o habla de
“bautismo” como una cosa y de “peligrar” como
otra diferente? Este es el punto que decidir.

Conclusión:
La interpretación A. es totalmente antibíblica.
B. Es la más natural y concuerda con la
enseñanza bíblico sobre el bautismo. C. tiene
mérito.
El argumento de Pablo en este ver. 29 fue bueno
e inteligible para los corintios. No batallaron en
entender a Pablo, conociendo ellos las
circunstancias locales y del momento. Si no hay
resurrección, el bautismo en su forma y su
propósito no tiene significado