Categorías

septiembre 28, 2021

CREI POR LO CUAL HABLE

"…Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos…" 2 Corintios 4:13

DICEN QUE LAS BUENAS OBRAS NO SALVAN

DICEN QUE LAS BUENAS OBRAS NO SALVAN

Por wayne Partain

—Los credos de las iglesias de los hombres dicen que las buenas obras no salvan. ¡Qué
doctrina más curiosa y absurda! Si no son necesarias para la salvación, ¿cuál es su propósito?
— Todos bien saben que muchísimos textos enseñan que las buenas obras son
necesarias.
— Dicen que las buenas obras dan evidencia de la fe; es decir, la salvación es por la fe sola
pero hay que dar evidencia de la fe haciendo las buenas obras.
— ¿Es necesario dar evidencia de la fe para ser salvo? Si se contesta que sí, entonces la
salvación no es por la fe sola.
— ¿Dar evidencia a quién? ¿Son para dar prueba o evidencia a Dios? ¿Dios necesita
evidencia para saber si uno tiene fe? ¿Qué pasó con la omnisciencia de Dios?
— UNA PREGUNTA IMPORTANTÍSIMA: ¿SABE DIOS SI UNO TIENE FE SIN
VER PRUEBAS (BUENAS OBRAS)?
— ¿Son necesarias para dar prueba o evidencia de la fe pero no son necesarias para la
salvación? ¿Son necesarias pero no son necesarias? ¿Cuál es?
— POR FAVOR, CONTESTE ESTA PREGUNTA CON TODA HONESTIDAD: ¿Son
necesarias para la salvación las buenas obras o no son necesarias? ¿Puede uno ser salvo e ir al
cielo sin haber hecho buenas obras?
— ¿Evidencia para Dios o para los hombres? Si son evidencia para los hombres, otra vez la
pregunta, ¿son necesarias para ser salvo o no?
— Hay múltiples textos que afirman con toda claridad que la salvación depende de las buenas
obras y no de la fe sola.
A. El hombre tiene que hacer la voluntad de Dios, Mat. 7:21; Hech. 10:35; 1 Jn. 2:29;
3:10 y, desde luego, la voluntad de Dios requiere que se hagan buenas obras.
B. El hombre tiene que obedecer al evangelio. Heb. 5:8, 9; 2 Tes. 1:7-9; 1 Ped. 4:17,
18.
C. El hombre tiene que obrar, hacer las buenas obras enseñadas en el Nuevo
Testamento. Tito 3:1, 8; Sant. 2:14-26; Apoc. 2:2, 9, 13, etc. PERO hay que preguntar
¿ESTAS BUENAS OBRAS NO TIENEN NADA QUE VER CON LA SALVACIÓN?
¿EL OBEDECER LOS MANDAMIENTOS DE DIOS NO TIENE NADA QUE VER
CON LA SALVACIÓN? ¡POR FAVOR!
D. El hombre será juzgado por sus obras. Apoc. 20:12, 13; 2 Cor. 5:10.
E. Estas obras, esta obediencia, se requieren. No son excluidas, ni son
menospreciadas en las Escrituras. La gracia de Dios obra, y requiere obras.
F. Las obras que se requieren son los actos de aceptar o recibir la gracia, y de vivir
de acuerdo con lo que la gracia enseña (Tito 2:11, 12).
— Muchos textos hablan de las obras o de buenas obras y es muy obvio que equivalen a
la obediencia a la voluntad (mandamientos) de Dios.

Marcos 14:6, “Pero Jesús dijo: Dejadla, ¿por qué la molestáis? Buena obra me ha hecho”.
¿Usted sinceramente piensa que en realidad esa buena obra que ella hizo no tuvo nada que ver
con su salvación (justificación ante Dios)?
Colosenses 1:10, “para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo,
llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios”. Pero ¿por qué
llevar fruto en toda buena obra si no las obras no nos salvan? ¿Si en el Día Final no somos
juzgados por las obras sino solamente por la fe (una fe muerta)?
1 Tesalonicenses 1:3, “acordándonos sin cesar delante del Dios y Padre nuestro de la obra
de vuestra fe, del trabajo de vuestro amor y de vuestra constancia en la esperanza en nuestro
Señor Jesucristo”. Si “la obra de vuestra fe” no salva, ¿qué tal el trabajo de vuestro amor? ¿No
tiene nada que ver con la salvación? ¿El amor sí cuenta pero el trabajo del amor es
insignificante? ¿Quién puede creer tal cosa?
2 Tesalonicenses 1:11, “Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros, para que
nuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento, y cumpla todo propósito de bondad y toda
obra de fe con su poder”.
1 Timoteo 2:9, 10, “Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y
modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, 10  sino con buenas
obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad”.
1 Timoteo 5:9, 10, “Sea puesta en la lista sólo la viuda no menor de sesenta años, que
haya sido esposa de un solo marido, 10  que tenga testimonio de buenas obras; si ha criado hijos; si
ha practicado la hospitalidad; si ha lavado los pies de los santos; si ha socorrido a los afligidos;
si ha practicado toda buena obra”.
1 Timoteo 6:17-19, “A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la
esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las
cosas en abundancia para que las disfrutemos. 18  Que hagan bien, que sean ricos en buenas
obras, dadivosos, generosos; 19  atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen
mano de la vida eterna”. Este texto describe las buenas obras como relacionadas con
“dadivosos, generosos”; es decir, las buenas obras son el fruto llevado por personas dadivosas y
generosas. Pero ¿nada de esto tiene que ver con la salvación? ¿No somos salvos por las obras?
2 Timoteo 2:21, “Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra,
santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.
2 Timoteo 3:16-17, “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para
redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17  a fin de que el hombre de Dios sea perfecto,
enteramente preparado (equipado) para toda buena obra.”
Tito 2:7, “   presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza
mostrando integridad, seriedad.”
Tito 2:14, “   quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y
purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.
Tito 3:1, “Recuérdales que se sujeten a los gobernantes y autoridades, que obedezcan,
que estén dispuestos a toda buena obra. 8 Palabra fiel es esta, y en estas cosas quiero que
insistas con firmeza, para que los que creen en Dios procuren ocuparse en buenas obras. Estas
cosas son buenas y útiles a los hombres. 14 Y aprendan también los nuestros a ocuparse en
buenas obras para los casos de necesidad, para que no sean sin fruto.

Hebreos 10:24, “Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas
obras;”
Hebreos 13:20, 21  “ Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor
Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, 21  os haga aptos en toda
obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de
él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.
Santiago 1:25, “Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y
persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado
en lo que hace”.
1 Pedro 2:12, manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en
lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la
visitación, al considerar vuestras buenas obras.
Apocalipsis 2, 3, “Conozco tus obras …”
Efesios 2:8, 9, “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros,
pues es don de Dios; 9  no por obras, para que nadie se gloríe”. ¿No somos salvos por las obras
de estos muchos textos mencionados en este estudio? Indudablemente eran y son el fruto de la
obediencia a la ley de Cristo y, por eso, necesarias para la salvación. Los que apliquen la
expresión “no por obras” a los mandamientos y las obras del evangelio (la ley de Cristo, la ley
del Nuevo Testamento) representan mal a Pablo y darán cuenta a Dios en el Día Final.
— Efesios 2:8, 9; Romanos 4:4; 2 Timoteo 1:9 dicen que no somos salvos por las obras,
entonces ¿contradicen todos estos textos que acabamos de citar que enseñan claramente la
necesidad de hacer buenas obras?
—Indudable e irrefutablemente somos salvos por las obras.
Santiago 2:20-26   ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? 21  ¿No
fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el
altar? 22  ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las
obras? 23  Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por
justicia, y fue llamado amigo de Dios. 24  Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por
las obras, y no solamente por la fe. Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada
por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino? 26  Porque como el
cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta”. Es falsa doctrina
enseñar que Abraham y Rahab no eran justificados ante Dios, sino solamente ante los hombres.
Tal enseñanza hace burla de lo que Santiago dice. Los que enseñan tal cosa son como Lutero
que de manera tajante rechazó al libro de Santiago, colocándolo con los libros apócrifos (no
inspirados).
Mateo 25:35-46, En el Día Final todos “serán reunidas delante de él todas las naciones; y
apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos” y ¿qué dirá Jesús
en Aquel Días acerca de las buenas obras? ¿Y a los de su derecha Cristo dirá “Venid benditos
… heredad el reino… porque tenéis una bonita fe muerta”? ¿Y también dirá, “hicisteis buenas
obras para impresionar a los hombres y justificarse delante de ellos”?
Si las buenas obras no cuentan con Dios para la salvación del alma, ¿por qué dirá Cristo a
los que no le dieron de comer y beber, ni le visitaron en sus aflicciones, “apartaos de mí al

fuego eterno”? ¡Qué horrible castigo para los que no hicieran buenas obras para justificarse
delante de los hombres!
Este texto enseña indudablemente que el hombre será justificado (salvo) o condenado por
lo que haya hecho o por lo que haya dejado de hacer. ¿Cómo pueden los pastores evangélicos
leer y citar tales textos y seguir enseñando que no somos salvos (justificados ante Dios) por las
buenas obras? Es lo mismo que afirmar que no importa si somos obedientes o desobedientes a
los mandamientos de Cristo y los apóstoles.
Hechos 9:36, “Había entonces en Jope una discípula llamada Tabita, que traducido quiere
decir, Dorcas. Esta abundaba en buenas obras y en limosnas que hacía”. ¿Pero sus buenas obras
no tenían nada que ver con su salvación? Si fue salva por la fe sola ¿por qué mencionar sus
buenas obras? Cuando Pablo dice “no por obras” ¿se refería a las buenas obras como las de
Dorcas? ¿Quién se atrevería a decir a esta amada hermana, ¡Tranquílate! No te apures, no
trabajes tanto, porque todas tus buenas obras son nada más para justificarte ante los hombres
pero no tienen nada que ver con tu justificación ante Dios”?
Apocalipsis 14:13, “Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de
aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus
trabajos, porque sus obras con ellos siguen”. Pero si las obras no tienen nada que ver con la
salvación ¿por qué dice la Biblia que las obras de los mueren en el Señor “con ellos siguen”?
Este texto dice enfáticamente que sus obras serán recompensadas y la influencia positiva de
ellas seguirá trabajando.
Apocalipsis 19:7-9, “Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las
bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. 8  Y a ella se le ha concedido que se vista de lino
fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos”. ¿Qué
significa el “lino fino”? “Las acciones justas de los santos”. Estas acciones justas son sus obras.
Acciones y obras son la misma cosa. ¿Cómo se viste la esposa (la iglesia)? ¿Su vestido es “la
fe sola”? ¿El “lino fino” es “la fe sola”? Hay ropa apropiada para la boda y Apocalipsis 19:8 la
describe como “las acciones justas de los santos”. ¿Se acuerda de aquel que fue a la boda sin
llevar ropa apropiada? (Mateo 22:1-13). ¿Qué pasó con él? Apocalipsis 16:15 habla de aquel
“que guarda sus ropas”. Si las obras no tienen nada que ver con la salvación, ¿qué son las ropas
de bodas que el cristiano debe guardar?
No, amados hermanos y amigos, cuando Pablo dice que no somos salvos por obras él no
habla de las obras del evangelio, las obras del Nuevo Testamento, las obras de “la perfecta ley,
la de la libertad” (Santiago 1:25). Más bien él habla de las obras de la ley de Moisés o las obras
aparte del evangelio, obras que la gente haga sin obedecer al evangelio de Cristo.
¿Las obras no importan? Claro que sí importan porque todos serán juzgados “conforme a
sus obras” (acciones, actividades, lo que hayan hecho o dicho, como también lo que hayan
dejado de hacer o decir).
Romanos 2:6, “el cual pagará a cada uno conforme a sus obras”. Si las obras no tienen
nada que ver con la salvación, ¿por qué “pagará a cada uno conforme a sus obras”?
2 Corintios 5:10, “Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el
tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el
cuerpo, sea bueno o sea malo”.
Mateo 12:37, “por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado”.